Zona Interactiva

 

En la Zona Interactiva podemos ver sorprendentes micro hábitats, llenos de criaturas increíbles. ¿ Se atreve a acariciar unas estrellas de mar o cangrejos? ¡ Averígüelo durante su visita!

 

Hacemos todo lo posible para asegurarnos que en la zona Toca y Explora las especies viven lo más felices  posible. Ayúdanos a conseguirlo:

 

  • Acarícielas suavemente, como si tocara a su mascota favorita.

     

  • Tenemos distintos turnos para poder tocar las especies.

     

  • No saque nada fuera del agua (incluso las rocas – ¡es el hogar de alguna de las especies!)

¿Sabías qué…?

Durante el día hay turnos de descanso para las especies de Toca y Explora, así nos aseguramos que la zona se asemeja lo máximo posible a su hábitat natural. Manteniendo las especies tranquilas y felices. 

Estrella de mar

¡Las estrellas de mar se encuentran en todos los océanos del mundo! Hay más de 2000 especies conocidas, cada una de ellas está llena de sorpresas.

¿Sabías que una estrella de mar puede perder un brazo por voluntad propia si es necesario? Si algún depredador hambriento quiere comérselo, la estrella de mar se deshace de él y hace su escape. Con el tiempo, crece un nuevo brazo para reemplazarlo. 

¡Las estrellas de mar no tienen cerebro, ni corazón o sangre! Lo que sí tienen es un estómago especializado. Pueden expulsar parte del estómago fuera de su cuerpo para digerir los alimentos mucho más grande que su boca, y luego succionar todo de vuelta para terminar de digerirlo... ¡Sorprendente!

La gran mayoría de las estrellas de mar tienen 5 brazos pero hay algunas especies que pueden llegar a tener hasta 24 brazos. Las estrellas de mar tienen cientos de pies tubulares los cuales usan para caminar y pegarse sobre las rocas.

 

 

 

La gran mayoría de las estrellas de mar tienen 5 brazos pero hay algunas especies que pueden llegar a tener hasta 24 brazos. Las estrellas de mar tienen cientos de pies tubulares los cuales usan para caminar y pegarse sobre las rocas.

 

 

 

La gran mayoría de las estrellas de mar tienen 5 brazos pero hay algunas especies que pueden llegar a tener hasta 24 brazos. Las estrellas de mar tienen cientos de pies tubulares los cuales usan para caminar y pegarse sobre las rocas.

 

 

 

Anémona de mar

Las Anémonas de mar parecen coloridas flores bajo el agua. Pertenecen a la misma familia que las medusas y los corales. ¡ No tienen cerebro, ni corazón, ni sangre, pero eso no les impide de ser grandes depredadores!.

Los tentáculos de las anémonas ayudan a atrapar plancton diminuto que se queda atrapado en su boca.

 

 

Pertenecen a la misma familia que las medusas y los corales. ¡No tienen cerebro, ni corazón, ni sangre, pero eso no les impide de ser grandes depredadores!
 
Los tentáculos de las anémonas ayudan a atrapar plancton diminuto que se queda atrapado en su boca.

 ¡Las anémonas de mar son el hogar de los peces payaso!

Pertenecen a la misma familia que las medusas y los corales. ¡No tienen cerebro, ni corazón, ni sangre, pero eso no les impide de ser grandes depredadores!
 
Los tentáculos de las anémonas ayudan a atrapar plancton diminuto que se queda atrapado en su boca.

 ¡Las anémonas de mar son el hogar de los peces payaso!

Pertenecen a la misma familia que las medusas y los corales. ¡No tienen cerebro, ni corazón, ni sangre, pero eso no les impide de ser grandes depredadores!
 
Los tentáculos de las anémonas ayudan a atrapar plancton diminuto que se queda atrapado en su boca.

 ¡Las anémonas de mar son el hogar de los peces payaso!

Cangrejo

Los cangrejos son crustáceos, junto con las langostas y  los camarones.  

Los cangrejos ermitaños tienen ocho patas y dos garras.   En lugar de tener un esqueleto óseo, como nosotros, los crustáceos tienen un esqueleto externo que protege su cuerpo como una armadura.   A medida que crecen estos cangrejos, que a veces se hacen demasiado grandes para su concha. ¿Pueden adivinar lo que hacen después? Ellos se buscas una concha mayor para poder meterse dentro y estar protegidos.  Los cangrejos  ermitaños de nuestra zona interactiva son autóctonos. Su coloración marrón verdoso les ayuda a camuflarse  en la arena y se ven como una piedra, por lo que los depredadores no logran encontrarlos.